viernes, 28 de agosto de 2015

Franco no creó la Seguridad Social

Uno de los bulos más difundidos cuando se trata de exaltar dictadores es el de que Franco creó la Seguridad Social. Se trata de lo que puede llamarse un bulo parcial: la frase no es que sea exactamente mentira (ciertamente la Ley de Bases de la Seguridad Social, que contenía la primera configuración moderna de este sistema, entró en vigor en 1967) pero ignora todo un contexto sin el cual la afirmación pierde sentido y se convierte en una falsedad.

La Seguridad Social es un sistema de previsión pensado para contingencias de la vida que, deseadas o no (maternidad, vejez, lesiones, enfermedades) impiden que el sujeto trabaje, le provocan un aumento de gastos o ambas cosas. Se trata de un sistema público, tanto por el origen de los ingresos como por la gestión. Y, sobre todo, ha ido evolucionando: la dictadura franquista sólo fue un paso más. Trazaremos brevemente su historia. Como suele pasar, para desmontar los bulos no se necesita una fuente mucho mejor que Wikipedia. Si queréis algo más fiable id a cualquier manual de Derecho de la Seguridad Social. En este enlace del Ministerio de Empleo y Seguridad Social tenéis los hitos principales.

Antes de la aparición de la Seguridad Social la única prestación que daba el Estado liberal era la puramente asistencial para los indigentes, que tenía una finalidad más de control y de policía que de otra cosa y que frecuentemente se dejaba en manos privadas. Posteriormente, la lucha obrera empieza a conseguir que el Estado patrocine seguros privados, luego que los haga obligatorios y finalmente que eche esa carga sobre sus espaldas, creando un sistema coherente. El primer sistema de Seguridad Social es el llamado modelo Bismark, que cubría sólo a obreros fabriles en las peores situaciones económicas: era un sistema contributivo, porque se basaba en las aportaciones de empresarios y obreros. La idea de un sistema no contributivo, financiado por impuestos y que no dependiera de cuánto se hubiera cotizado, no aparece hasta medio siglo después.

Y en España, como siempre, a por uvas, con décadas de retraso.

En nuestro país el régimen de asistencia social duró todo el siglo XIX, literalmente: es en 1900 cuando se aprueba la Ley de Accidentes de Trabajo, que define este concepto, declara la responsabilidad civil objetiva de las empresas por esta clase de daños y fomenta los seguros. En 1908, Antonio Maura crea el Instituto de Previsión Social, la primera institución pública que tratará de fomentar esos seguros que, recordemos, aún eran privados. En 1919, once años después, aparece el primer seguro público y obligatorio: el Retiro Obrero, pensado para la jubilación. En 1923 aparece un subsidio de maternidad y, en 1929, un seguro obligatorio para esa contingencia. En definitiva, con Alfonso XIII ya había seguros públicos, aunque aún no constituían un sistema.

En 1931 se produce otro hito: la Constitución de la República incorpora el derecho al trabajo y a la previsión social, mencionando específicamente las contingencias de muerte (viudedad, orfandad), desempleo y enfermedad (artículo 46). Ese mismo año se hace obligatorio el seguro de accidentes para los trabajadores agrícolas y, al año siguiente, para los industriales. Más aún: se le encarga al Instituto Nacional de Previsión un proyecto para unificar, coordinar y extender todo el sistema, es decir, para crear una Seguridad Social propiamente dicha. En 1936 el anteproyecto ya había sido sometido a información pública y estaba dispuesto a ser enviado a las Cortes… pero no pudo ser.

La dictadura franquista continúa, claro, con este proceso. No como concesión graciosa o por bondad natural, sino porque era el signo de los tiempos, y lo será cada vez más según empiece a perfilarse la Guerra Fría. Los propios textos legislativos aprobados durante y después de la contienda civil recogen diversos derechos de Seguridad Social: el Fuero del Trabajo (1938) los menciona, y el Fuero de los Españoles (1945) los recoge como derechos. En cuanto a coberturas concretas, en 1942 aparece el Seguro Obligatorio de Enfermedad y en 1947 el de Vejez e Invalidez, en el que se refunden el Retiro Obrero y los diversos seguros de accidentes.

En 1960 empieza a ser evidente que el principal problema del sistema es lo caótico que es: distintos seguros, distintas entidades, la presencia de un sistema mutual, la ausencia de un texto legal común que defina conceptos e instituciones… es necesario unificar. Y se aprueba, por fin, la Ley de Bases de la Seguridad Social, que entra a funcionar en 1967. Desde ese año quedan extintos todos los seguros previos y aparece un único sistema de Seguridad Social. Es ése el único sentido que debe darse a la frase “Franco creó la Seguridad Social”: que refundió en un texto coherente los múltiples sistemas de previsión social que había antes. Ni siquiera lo logró completamente, pues siguió habiendo sistemas de cotización ajenos al sistema.

Y, por supuesto, el sistema de previsión social franquista no era perfecto. Era exclusivamente contributivo: los seguros alcanzaban sólo a obreros que habían cotizado y a sus familiares. Eso significaba, por ejemplo, que los parados tenían que pagarse ellos sus medicamentos, pues el seguro de enfermedad sólo beneficiaba a trabajadores. Además, la inversión era muy baja y, en consecuencia, las prestaciones eran de cuantía escasa. No era, desde luego, un buen sistema.

Es tras 1978 cuando aparece el verdadero Estado del Bienestar. La Constitución y los Pactos de La Moncloa conllevan un aumento de la financiación, una mejora en la gestión y un aumento en las prestaciones: el artículo 41 de la Carta Magna define el sistema de Seguridad Social como universal, es decir, orientado a todos los ciudadanos. Será en 1990 cuando por fin se desarrolle un nivel no contributivo, sufragado por impuestos y de acceso a toda persona que lo necesite, que incluye prestaciones tan importantes como la asistencia sanitaria.

Así pues, queda desmontado el bulo. Franco creó la Seguridad Social, cierto, pero eso simplemente significó unir en un solo sistema los distintos seguros obligatorios que ya había, muchos de los cuales (vejez, accidentes, maternidad) existían desde antes de 1936. También es importante destacar que no la creó por bondad o por magnificencia, como parecen creer quienes sostienen este bulo, sino porque tener un sistema coherente de previsión social era algo necesario para conseguir el desarrollo económico. Su sistema era insuficiente y malo, y además llegó 30 años tarde: si en 1936 no hubiera habido un golpe de Estado contra la República, la Seguridad Social habría empezado a existir ese año.

Por supuesto, este texto no habría sido necesario si no hubiera personas que emplearan esa labor social del Estado franquista para justificar su existencia, como si la creación de la Seguridad Social (y de las pagas extraordinarias, que también salen mucho a relucir en estos debates) perdonara cuarenta años de represión política y crímenes de Estado. Como si la continuación de una tarea legislativa que se estaba realizando (o estaba terminada) en los países de nuestro entorno fuera un inspirada idea de genio que permitiera absolver al general Franco de todos sus delitos.

Y no es así: eso no debemos olvidarlo nunca.



[ADDENDA 28/08/2015, 09:53 - Me entero de que han subido esta entrada a Menéame. Como se trata de un medio que me da asco sincero, puesto que considero que está lleno de trolls y de pesados, cierro los comentarios hasta nuevo aviso.]

[ADDENDA 28/08/2015, 23:44 - Comentarios abiertos.]


44 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Para cuellos el de Fernando Alonso

      Eliminar
    2. Enhorabuena por tu artículo, la ignorancia hace a la gente manipulable pero quien se mantiene ignorante por voluntad propia es responsable de la decadencia de este país y del mundo.

      Eliminar
    3. ¡Cómo se nota que os gusta...!

      ¡Claro, y ese no era el signo de los tiempos verdad? ¡Hipocresía a toneladas, eh Vimes!

      ¡Así que sus colegitas, eh, un caprichito de los señoritingos para mantener sus privilegios, nada tuvo que ver el ambiente abiertamente revolucionario, los asesinatos, los incendios, la revolución del 34, las abiertas amenazas parlamentarias, el pucherazo, etc... todo eso eran florituras sin importancia !

      Eliminar
    4. Como te veo un poco amargado, te voy a contar un chiste:

      -Hola, soy de Paraguay y vengo para masacrarte por fascista.
      -¿Para qué?
      -Paracuellos.


      Espero que te haya gustado. Si no, tengo uno sobre Carrero Blanco muy chulo, pero ése mejor te lo cuento en privado.

      Eliminar
  2. No crearía la seguridad social pero sí la tortilla con cebolla. Jaque Mate, Vimes.

    ResponderEliminar
  3. También se le achacaba a Franco la ley de vagos y maleantes y en cambio es de la II República. Manipular por manipular, no se puede olvidar la cara positiva de la dictadura como pretenden hacer.La historia está ahí, y no se puede borrar más que les pese a algunos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Franco se le achaca extender y ampliar dicha ley, que en la España dela república era otra ley similar a las leyes de su entorno en la época creada para perseguir a proxenetas, mendigos y otros considerados "vagos". A Franco se le acusa de extenderla para incluir a colectivos indeseables como homosexuales.

      Y en 1970 esa ley se sustituye por otra de "peligrosidad social", ya puramente franquista y que persigue a los mismos colectivos.
      Manipular por manipular, como tu dices.

      Eliminar
    2. No se te notan nada las ganas que tienes de defender el franquismo, Luismi. Que el régimen franquista mantuviera, empeorara (incluyendo a los homosexuales) y aplicara activamente una ley represora no es de ninguna manera una nota a su favor, por mucho que la ley proceda del periodo republicano. Desde luego que vergüenza para los parlamentarios que votaron algo así, pero no pretendas defender al régimen de Franco con ese dato porque no cuela.

      Eliminar
  4. Se sabe perfectamente que un problema detectado en todos los sistemas de prevision es el coste de las viudas.
    Las pensiones de las viudas suponen un coste tal que provoca que todas las sociedades actuales prefieran inducir a que dichas mujeres se separen antes de sus maridos antes de que estos fallezcan para no tener derecho a pension.
    Tenemos demograficamente la poblacion mas anciana de la historia y el coste de las viudas se oculta a fin de desarrollar politicas que induzcan a que sean ellas las que "renuncien a su pension".
    Para la Seguridad Social ellas sobrevivien demasiados años al cotizante que genero su "pension".
    Por un lado se casaban con hombres mayores que ellas. Por otro vivian mas años. El desfase puede ser de mas de 15 años de media de los años que sobrevive la viuda al cotizante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso explica las denuncias falsas! ¡Es maquiavélico!

      Eliminar
  5. Continuamente esta en los medios de comunicacion que "vivimos demasiado" y que la Seguridad Social no puede pagar las pensiones.
    Tambien esta detectado que las viudas son las pensionistas principales.
    Ahora resulta que no importa el "tema economico".
    Vivimos en una sociedad altruista aunque cuando te haces el seguro del coche te preguntan hasta el color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que qué tiene eso que ver con el tema de la entrada o, ya puestos, con nada en absoluto.

      Eliminar
  6. Barcenas piensa lo mismo de las viudas. Comen demasiado...

    ResponderEliminar
  7. Me ha parecido de gran utilidad tu post. Además me gusta el avatar que has escogido.

    ResponderEliminar
  8. Cada vez que alguien me suelta lo de "Franco creó la seguridad social" mi respuesta es "Franco es el culpable de que la seguridad social llegase con 31 años de retraso"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no es una mala respuesta en absoluto.

      Eliminar
  9. Es que lo que realmente se le achaca a Franco es crear, con los medios de los que disponia tras la guerra, que eran nulos, un sistema de pensiones y de provision sanitaria con mas de 200 hospitales nuevos para que haya sanidad gratis como se hizo con otras tantas cosas como crear 4 millones de vivienda s publicas a obreros. Ah y una cosa. decis que los parados no tenian derecho. Teniendo en cuenta que durante 30 años el paro no subió del 4% es algo leve. Ahora todo el mundo tiene medico incluso los rumanos si. pero tambien sumemos si nos lo podemos permitir cuando la deuda publica ha subido del 10% de 1975 al 99% de 2015. y cuando antes no existia ni el IVA. para meditar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno era Franco, que hizo exactamente lo mismo que todos los demás dirigentes europeos pero con menos medios porque la guerra que él y sus coleguitas empezaron y alargaron había dejado a España arrasada! ¡Y qué cabrones los rumanos, que van ahí exigiendo sanidad pública! ¡Ni que fueran ciudadanos comunitarios!

      Eliminar
    2. Pues es raro que los rumanos vayan por ahí pidiendo nada.., con los años que disfrutaron de socialismo real que les daba todo...

      Eliminar
    3. Mmmm... ¿eso se supone que es un argumento?

      Eliminar
    4. Tampoco es un argumento acusar de filofranquista ("que bueno era Franco") a todo el que esté en contra de que se quieran ocultar los logros del régimen de Franco. Otra cosa, Franco no se sumó a la sublevación porque estuviera aburrido, que es que pareciera que ese sistema fuera maravilloso y la realidad es que era una pseudodemocracia ingobernable, un desastre casi desde su nacimiento; y ya decir que Franco quiso alargar la guerra, en fin...

      Eliminar
    5. El comentario del primer Anónimo huele a nostálgico que tira de espaldas. Pero nostálgico de esos que expresan su nostalgia apalizando indigentes rumanos de ésos que tanto le molestan.

      Los militronchos no se sublevaron porque España fuera una pseudodemocracia ingobernable, sino porque la república les tocaba los privilegios. Quiero decir, el término "pseudodemocracia ingobernable" también se puede aplicar al régimen de la Restauración, especialmente tras el desastre del '98, y allí no se levantó nadie hasta 1923.

      Y sí, el bando rebelde alargó la guerra.

      Eliminar
  10. Te quiero, tío. Acabo de descubrir tu blog y ya me he enganchado xD

    'Franco inventó la SS' y 'me podía dejar abierta la puerta de mi casa y nadie me robaba' son las asignaturas que te convalidan '40 años de represión' y 'empezar una Guerra Civil'. Ahora no nos podemos dejar las puertas abiertas porque la democracia, al contacto con el aire ibérico, produce un humo tóxico que crea ladrones y delincuentes.

    PD: Me encantaron tus artículos sobre Harry Potter.

    ResponderEliminar
  11. -Orden Ministerial de 31 de enero de 1940 (Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo).
    -Orden Ministerial de 21 de septiembre de 1944 (creación de los Comités de Seguridad e Higiene en el Trabajo).
    -Decreto de 7 de julio de 1944 (creación del Instituto Nacional de Medicina y Seguridad en el Trabajo)
    -Ley del Seguro Obligatorio de Enfermedad de 14 de diciembre de 1942.
    -Ley de Bases de la Sanidad Nacional de 25 de Noviembre de 1944. BOE 26 de noviembre de 1.944.
    -Decreto de 21 de agosto de 1956 (creación de los Servicios Médicos de Empresa).
    -Ley de Bases de la Seguridad Social, de 28 de diciembre de 1963.
    -Orden Ministerial de 7 de abril de 1.970 (creación del Servicio Social de Higiene y Seguridad en el Trabajo).
    -Orden Ministerial de 9 de marzo de 1971 (Plan Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ha quedado muy bonita la lista. Pero Franco sigue sin haber creado la Seguridad Social (más que en el sentido limitado que se le da en la entrada a dicha expresión), y la labor legislativa que citas la habría llevado a cabo cualquier Gobierno porque era el signo de los tiempos.

      Eliminar
  12. Una aclaración: nunca se votó la república. La república se impuso tras unas elecciones municipales. Si aclaramos cosas aclaremoslas todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cuándo he dicho yo lo contrario?

      Madre mía los "yo-no-justifico-a-Franco-pero", la virgen, la tabarra que me estáis dando últimamente. ¿De dónde sale tanto interés repentino por una entrada de hace año y medio?

      Eliminar
    2. Supongo que sale del resquemor politico actual. Es algo normal. Yo tengo amigos de izquierdas que me dicen que soy de derechas y viceversa... lo cierto es que no me considero de nadie si eso implica que cuando hago un analisis frio tengo que ignorar las partes negativas de un lado, que es lo que parecen querer ambos grupos para no decir que eres de los otros. A eso viene creo algun comentario anterior.

      Al final lo cierto es que las guerras civiles no consiguen respaldo de nadie si las cosas no están magras a nivel general, y el levantamiento que acabo dirigiendo Franco no es excepción. Ya antes del levantamiento hay asesinatos encubiertos (y no me refiero solo a los de alto copete), expropiaciones "por mis cojones", paro rampante y otras mandangas. A la república no la mata el levantamiento, ni tan siquiera su conclusión, estos son solo el ultimo síntoma de una enfermedad galopante hasta tal punto que la guerra civil se convirtió ya no en una cuestión del "si", sino del "cuando"...

      Eliminar
    3. "No me considero de nadie" más el segundo párrafo.

      Mmmmm... no sé qué se puede deducir de esto.

      Eliminar
  13. Después de haber leído todas las estupideces que se dicen del general Francisco Franco me quedo con él, porque para mí fuel el que nos dio seguridad económica y en todo, confor, serenidad ...en las familias españolas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dio todo eso después de haberlo quitado en la guerra civil que empezaron sus coleguitas y él más la posterior autarquía ;)

      Eliminar
  14. No he podido leerlo toda ya que cada uno tiene sus propios pensamientos. Peto yo dejo una pregunta en el aire, lo que vivimos ahora no es otra dictadura, gobernados por personas sin escrupulos, ladrones en mayúsculas, Rajoy no está quitando medicamentos de la seguridad social???? Sinceramente me quedo con Franco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se dice "No he podido leerlo todo ya que soy una filofranquista que no soporta que la realidad le destripe sus prejuicios".

      A tu pregunta nada capciosa: no, no vivimos en una dictadura. Sí, estamos gobernados por personas sin escrúpulos y ladrones en mayúsculas. Que una filofranquista se queje de Rajoy es para estarse riendo hasta mañana.

      Eliminar
  15. El artículo me parece correcto; pero sobre tus comentarios: te podrías ahorrar ese cinismo, da una imagen personal pésima e imparcial.

    ResponderEliminar
  16. Creo que se explica algo confuso el asunto de la Seguridad Social: cuando Franco se hizo obligatorio el que la empresa además del pagar el sueldo al trabajador, pagase tambien una cantidad más a la Seguridad Social y otra parte mas para el seguro de accidentes de trabajo. Es decir, si uno era contratado para cualquier trabajo, la parte contratante tenia que pagar el sueldo y además pagar la seguridad social y el seguro de accidentes de trabajo. La seguridad social daba derecho a cobrar la jubilacion, cobrar el paro, cobrar la baja en caso de enfermedad y a la atencion sanitaria gratuita para el asegurado y toda la familia que estuviera a su cargo hasta cierta edad de los hijos. Inicialmente se quedó fuera a los empresarios autonomos pero despues se obligó a cualquiera que fuera empresario autonomo o no a pagarse su propia seguridad social si queria ajercer: un tio que quisiera trabajar de abogado o labrador para él solo , como empresario autonomo, tenia que pagarse la seguridad social. Tambien cuando Franco se hicieron un enorme numero de hospitales para los trabajadores y demas asegurados, aunque solo tenia derecho a ellos gratis el que tenia seguridad social pero a la vez habia los "hospitales de la diputacion" que eran para los que no tenian seguridad social, que atendian a la gente y luego le pasaban la factura, que si tenia dinero le obligaban a pagar y sino le tenian que tramitar algo asi como "pobraza" y no pagaba atencion sanitaria, pero tenia que pasar un proceso algo bochornoso para declarars "pobre" o "transeunte". Creo que hay que agradecer algunas cosas al franquismo, como fue esto de la seg social o las empresas publicas que aseguraban tal que pagar las jubilaciones, y que malvendieron los democratas, o las universidades laborales, que en su mayor parte se paga con los beneficios de las Cajas de Ahorro, un dinero que cuando Suarez se dejo de dar a tales universidades, que se cerraron, y ese dinero del beneficio de las Cajas de Ahorro ya no se supo mas a que bolsillo empezó a ir. Posiblemente los democratas que siguieron a Franco eran bastante mas chorizos que los franquistas, por extraño que ello pueda parecer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ha quedado muy guay la apología.

      Lo de la Seguridad Social no está explicado de manera confusa. En realidad es muy simple: la instauración del actual sistema de Seguridad Social ha sido un proceso de 90 años, 36 de los cuales fueron bajo el franquismo. Al franquismo no hay que "agradecerle" nada: hizo exactamente lo que cualquier gobierno de su época, y lo hizo más tarde de lo que lo habría hecho la república.

      Por último, si vas a dejar comentarios de longitud similar a 1/3 de la entrada original, lo que te recomiendo es que te abras tu propio blog.

      Eliminar