jueves, 6 de septiembre de 2012

Olvido Hormigos y el machismo encubierto

Que en este país el machismo sigue vigente es algo que queda fuera de toda duda. La causa feminista ha ganado logros y se puede decir que de iure todos somos iguales, y que incluso hay medidas de discriminación positiva para situar más rápido a las mujeres en el lugar que les corresponde en la sociedad y el mundo laboral. Sin embargo, de facto sigue habiendo mucho machismo, como hemos podido ver con el caso de Olvido Hormigos, una concejala del PSOE que grabó un vídeo de sí misma masturbándose. El archivo, no se sabe cómo (probablemente alguien se lo haya robado), ha acabado en Internet y todos hemos podido verlo.

Las reacciones machistas no se han hecho esperar. Evidentemente están las reacciones, digamos, esperables: las de la caverna mediática y tuitera, que se ha regocijado en el insulto (que si guarra, que si puta, que si cómo son estas rojas) y ha empezado a parir con alegría fotomontajes del tema y a replicar el vídeo. Sin embargo, no era esto de lo que yo quería hablar.

A lo que yo quería referirme es a los sesgos machistas, probablemente inconscientes, de quienes sí han pretendido informar con neutralidad sobre el tema o incluso de quienes han defendido a Hormigos. En primer lugar, quiero resaltar una cosa tonta pero que me toca mucho las narices: esa tendencia a usar los apellidos cuando se habla de un hombre y el nombre cuando se habla de una mujer(1). No me refiero al hastag #OlvidoNoDimitas, que es admisible pues es una segunda persona, sino a todos los comentarios en redes sociales que dicen que “Olvido debería hacer esto” o que “lo que ha hecho Olvido no es malo”. ¿Cómo que “Olvido”? ¿Si la persona grabada hubiera sido Rubalcaba se hubiera hablado de lo que “Alfredo” debe hacer o dejar de hacer? No, ¿verdad? Pues ya tenemos un indicio de machismo.

Otra prueba de sexismo encubierto, ésta ya más visible, se encuentra en los periódicos, cuando mencionan la condición familiar de Hormigos. Público, por ejemplo, señala que la concejala está “casada y con dos hijos”. Hay quien va más allá y resalta que es maestra de Educación Infantil o que participó en tal o cual taller dirigido a niños. De nuevo: ¿qué hubiera pasado si el del vídeo hubiera sido un hombre? ¿Se habría hecho mención a su condición familiar o a su profesión? No, porque no añade nada a la noticia: no es una entrevista ni una semblanza, es una información sobre un hecho de actualidad que en nada afecta a la profesión o familia de la afectada.

Finalmente, un tercer punto está en algunas de las muestras de apoyo que he leído por Twitter, que le hacen un flaco favor a Hormigos resaltando lo buena que está o lo bien hecho que está el vídeo. Y digo flaco favor porque estas supuestas muestras de apoyo equivocan totalmente el debate: no importa la calidad del vídeo o la belleza de su protagonista, sino su derecho a la intimidad y a la propia imagen, que ha sido violado con saña por quien lo haya colgado.

He señalado tres muestras de machismo encubierto. Pueden parecer poca cosa, pero lo cierto es que el machismo, una vez declarada formalmente la igualdad de sexos, se ha convertido en una masa de pequeñas cosas que atacan por todos lados. No quiero decir ni mucho menos que ser mujer sea alguna clase de maldición, pero es posible que en ciertos ámbitos se parezca a una carrera de fondo, siempre con el peligro de que aparezca un gilipollas a decirte qué tienes que hacer con tu cuerpo, tu vida personal o tu carrera profesional.

Este vídeo no dice nada sobre la capacidad política de Hormigos. Tampoco diría nada, por cierto, el hecho de que lo hubiera subido voluntariamente a YouPorn: cada uno vive la sexualidad como quiere y es muy dueño de exhibirse siempre que lo haga en el contexto adecuado. Al ciudadano no le debería importar con quién follan sus representantes, sino cómo se gastan el dinero público. Por ejemplo, me parece bastante más grave este caso. (tres diputados regionales del PP pillados viendo porno en sus escaños) que el de Hormigos, sencillamente porque la conducta sexual de los primeros se realizó en tiempo de trabajo y la segunda no.

Será que yo estoy anticuado y la sociedad del espectáculo se rige por otros parámetros.


(1) Algo que se ve mucho en los papers académicos, por cierto: es corriente leer, cuando citan algún estudio previo, que si lo ha realizado una mujer ésta aparece, al menos la primera vez, con su nombre y apellidos. No ocurre lo mismo en caso de autores. 

9 comentarios:

  1. No estoy del todo de acuerdo con lo de referirse a la concejal por su nombre. Si hubiera sido Rubalcaba no se estaría hablando ni de lo que debe hacer Alfredo ni de lo que debe hacer Pérez, se hablaría de Rubalcaba, porque es más reconocible. El nombre de Rajoy lo hemos visto centenares de veces en hashtags.
    Si que creo que hay cierto colegueo (no se como definirlo) al referirse a ella por su nombre, quizás por ser mujer.

    PS: En el tercer párrafo te refieres a ella como "Hernández".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevo todo el día pensando en ella como "Hernández", no sé por qué: ahora lo cambio.

      Sobre lo otro que comentas, justo pensaba en el ejemplo de Rajoy cuando redactaba la entrada, pero lo he descartado porque creo que para muchos en este país nuestro presidente del Gobierno es una especie de figura cómica de la que es más fácil reírse si se le llama por el nombre de pila. Aparte de que muchos de los hastagas referidos a políticos usan la segunda persona. En todo caso, es más común usar el nombre de pila al hablar de mujeres. Se me ocurren ahora los casos de Bibiana Aído, Esperanza Aguirre y de Soraya Sáenz de Santamaría: es relativamente raro que alguien use sus apellidos, especialmente los de las dos últimas.

      Eliminar
  2. 1. Si fuese el vídeo de un político, de un hombre, desnudo y pelándosela como un mono, estoy completamente seguro que la reacción hubiese sido parecida, incluso peor. Hubiera dimitido, le hubiesen obligado a dimitir y es posible que no hubiese recibido tanto apoyo. Esta mujer ahora ha decidido no dimitir, como debe ser, y puede hacerlo. Me parece que un vídeo de Rubalcaba en bolas machacándosela le hundiría políticamnte, totalmente. Estamos ante un tema de hipocresía entorno a la sexualidad, de moralina cristiana, no de machismo. No todo el monte es machismo.

    2. Usar el nombre. Hay que entender q si el lema fuese "Hormigo no dimitas" estaríamos ante un lema gracioso (el apellido Hormigo es gracioso, asumámoslo) que induce al cachondeo. Como el lema era de apoyo y no de mofa, pues es normal q la peña usase Olvido. Si estuviéramos ante un político previamente desconocido llamado Carlos Elefante grabado cascándosela, no creo que quien le apoyase crease el lema "Elefante no dimitas", más bien sería "Carlos no dimitas" no? Pues eso, que en este caso concreto, es dudoso que sea machismo lo de llamar Olvido a Olvido Hormigo. Más parece sentido común.

    3. En cuanto a lo de "casada con dos hijos" o "maestra de educación infantil que trabaja con niños". Eso está claramente relacionado, no con machismo, sino con el típico conservadurismo y mojigatería: "se masturba ante la cámara y luego trabaja con niños! Es que nadie piensa en los niños!?" En serio, pensad en un hombre, podría ser incluso peor, mucho peor, por la psicosis de pedofilia. Se mencionaría igual lo de que está "casado y con dos hijos" porque se trata de resaltar lo escandaloso y sorprendente del tema, vamos, que no es un chaval/a haciendo la gracia, no, "fíjate, con dos hijos, casado y lo que hace el cerdo!". Y por supuesto se daría mucha más importancia a su trabajo con niños, incluso habría quejas de madres que no querrían que ese depravado diese clase a sus hijitos. A saber lo que puede hacer con los niños un tio que se masturba así ante las cámaras. ¿Machismo? Para nada.

    4. En cuanto a que los simpatizantes comenten lo buena que está, pues no sé... Para empezar no veo el problema en q se mencione lo obvio. Está buena. Es una MILF. El problema sería si nadie lo mencionase, querría decir q la hipocresía políticamente correcta nos habría atenazado del todo, todo el mundo pensando "está buena la jodía" pero nadie diciéndolo por miedo a parecer ¿machista?. No sé por qué mencionar el atractivo de una mujer (en un vídeo erótico! recordemos de lo que estamos hablando!) es machismo. Es un comportamiento natural de hombres heterosexuales y de mujeres heterosexuales que no pueden evitar valorar el físico de otras mujeres (machismo?). Pero es que ocurre igual con por ejemplo hombres homosexuales como es obvio, que estarían comentando sin problemas (ni críticas!) lo bueno que está el hipotético político grabado en pelotas, como he visto a raiz de este caso en varios comentarios de homosexuales de mi TL mencionando a tal o cual concejal buenorro de su pueblo al que desearían hubiesen pillado enviando vídeos porno.

    En resumen, no veo indicios de machismo por ningún lado. Me parece grave esta moda actual de empeñarse en ver machismos en cualquier cosa que no nos guste y que implique a una mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído atentamente tu comentario y seguido tu conversación por Twitter con @luzhilda. El problema es que tú te niegas a reconocer que aún existe (más matizado que antes) algo llamado patriarcado, que no es otra cosa que una orientación masculina de la sociedad que implica una doble vara de medir para las acciones del hombre que para las de la mujer. Por ello, atribuyes a causas diversas lo que tiene (al menos en parte) una única causa.

      Por ejemplo, hablas de moralina cristiana, mojigatería y conserevadurismo, olvidando que esas actitudes son machistas. Por ejemplo, ¿por qué no se activó esa moralina en el caso Curbelos? Te lo recuerdo: un senador del PSOE que acudió en compañía de su hijo a un puticlub madrileño. Allí se negó a pagar a la prostituta y entonces ella le dijo que en esas condiciones no se follaba. El buen señor, con un pedo del carajo, procedió a destrozar el local, a ponerse chulo con los agentes ("usted no sabe quién soy yo") y terminó en comisaría acusado de atentado a la autoridad. Tres días después, dimitió por presiones de su partido, y no me extraña porque es una conducta varios órdenes de magnitud peor que lo de Hormigos: el tipo pretendía usar su posición política para forzar a una señora a follar con él (algo que el Código Penal se empeña en calificar como abuso sexual) y, al no conseguirlo, destrozó un local y agredió a unos policías.

      Pues bien, ante una conducta peor que la de Hormigos, ¿dónde estaba la caverna mediática y tuitera usando el incidente políticamente? ¿Qué predicador dijo que ir de putas incapacita para ser político? ¿Qué gracioso dijo que las fotos de Curbelos en el puticlub deberían ser usadas por el PSOE como cartel electoral? ¿Dónde estaba la moralina cristiana? En ningún lado, porque la moralina es hipócrita: ponerse pedo e irse de putas es muy de machos, y si consigues follar gratis ya eres el rey de los machos. Pero ay como una mujer sea atrapada masturbándose: doble vara de medir.

      Yendo más allá, y sobre tu punto 3, en el caso de Curbelos nadie mencionó su estado civil o su número de hijos: se mencionó a uno de ellos (o quizás sea hijo único, no lo sé, nadie lo resaltó) porque estaba presente en el incidente y resultó también detenido. Es razonable que se obvie la vida personal del protagonista de una noticia en la medida en que no esté relacionada con la noticia: el tratamiento de la noticia de Curbelos es el que debería haber recibido Hormigos. Y sin embargo no fue así: ¿por qué? Porque el patriarcado considera relevante que una mujer que es pillada gozando de su cuerpo tenga hijos o sea profesora de Infantil, cuando es obvio que no lo es.

      Eliminar
    2. Los puntos 2 y 4 atacan sendos hombres de paja de mi argumento. Sobre el 4: no digo que no se pueda comentar que está buena, lo que digo es que no se puede defender su actuación porque lo esté o, correlativamente, atacarla porque se considere que no lo esté. En redes sociales y comentarios en periódicos he visto ambas consignas, e implican no haber entendido nada del debate.

      Sobre el 2, te refieres siempre a lemas en segunda persona, que ya he dicho que no me parecen signo de machismo, porque "Olvido, no dimitas" es más corto y fuerte que "Señora Hormigos, no dimita". El problema está en las menciones en tercera persona. Y te voy a poner un ejemplo: Alberto Garzón, un político joven, cercano, de nombre corriente y apellido no gracioso pero equívoco (al poder confundirse con el del ex juez central de Instrucción). Si a Garzón le pillan masturbándose: ¿los comentarios serían "Alberto debe hacer tal cosa" o más bien "Garzón debe hacer tal cosa"?

      Es obvio que en nuestra sociedad hay aún mucho machismo, y que se expresa en forma de pequeñas cosas, lo que técnicamente se llaman micromachismos. Esto es un caso claro. Hay otros casos que no lo son: ¿alguien vio machismo en las críticas a Andrea Fabra por el "que se jodan", a Esperanza Aguirre por todas las gilipolleces que dice o a Leire Pajín por usar power balance? No, y por una buena razón: porque no lo había. Aquí sí lo hay, se mire como se mire.

      Eliminar
    3. Respecto al nombre, sorry, no me di cuenta que decías que en segunda persona no. Pero aún así creo que en este caso el uso del nombre en lugar del apellido (en segudna o en tercera persona) es un intento de 1)no crear un lema o frase jocoso y 2)evidenciar cercanía, apoyo (como cuando en la campaña de Rubalcaba sus partidarios hablaban de "Alfredo"). En serio, con Carlos Elefante masturbándose, no creo q encontrásemos muchos "Apoyemos a Elefante" o "Que Elefante no dimita!" salvo que hubiese cierta guasa. De todos modos, tampoco tengo claro q el uso del nombre preferentemente en mujeres frente al apellido preferentemente en hombres, que sí se da en algunas esferas políticas (aunque no en este caso) sea por hacer de menos a la mujer o algo así. Una vez leí a una feminista pidiendo usar el nombre+apellido en las políticas expresamente para visibilizar la presencia de políticas en el poder, pues por lastre de cuando había muy pocas políticas un apellido a secas nos puede sugerir q hablamos de un hombre. Pero es otro tema, no este.

      Y decir que una mujer está buena no es machismo. Tampoco lo es decir "a mi me parece muy bien que se grabe porque está buena". Puede ser garrulismo, puede ser una pena, peor no necesariamente machismo. El mismo tipo de comentario hlo e oído yo de mujeres hacia hombres. Es culpa de una sociedad (más bien de una realidad biológica) que da una gran importancia al atractivo, sobre todo en temas relacionados con la sexualidad. Es que hasta lo he oído decir del gran Alcalde de Marinaleda, que si tuviese el cuerpo y la carita de Alberto Garzón molaría mucho más... y no era en una conversación sobre erotismo ni sexo (como es el caso de Olvido Hormigos).

      No veo argumentos sólidos que muestren que el caso de esta concejal es un caso de machismo, lo mismo o peor le hubiese pasado a un hombre (de verdad, crees q no se mencionaría que el tipo trata con niños? Se haría más escándalo aún del tema que en este caso, por el estereotipo "hombre q anda haciendo exhibicionismo = violador en potencia de niños").

      Me parece que a veces vemos gigantes donde solo hay molinos.

      Eliminar
  3. - En primer lugar decir que da gusto debatir así, contrastando argumentos. Depués del bochornoso episodio de cerrazón y mala educación vivido con @luzhilda, me parece excepcional lo que es normal.

    - En mi intento de debate con @luzhilda no he negado el patriarcado, he criticado una "argumentación" anti-lógica que iba de arriba a abajo: "cómo existe el patriarcado, esto tiene que ser machismo". Eso no es ni argumento ni es nada. Si acaso debería ser al revés: "esto es machismo por esto, por esto y por esto, lo cual refuerza la idea de que estamos sometidos al patriarcado". Es decir, no se puede apelar al patriarcado como a un dogma religioso que lo explica todo sin necesidad de razonar. Es un insulto a la inteligencia y a la razón.

    - Pones el ejemplo del senador PSOE Curbelos y dices que a él no se le aplicó la moralina cristiana ni se mencionó su condición de casado y padre de varios hijos, a pesar de ser su caso realmente grave. Lo siento, pero no es así, busca las noticias sobre el caso y verás como los medios, sobre todo los de derecha, resaltan su condición de casado y de padre de tres hijos, por no hablar de los foros donde le ponen verde. En la noticia de El Mundo, hasta resaltan en negrita su condición de esposo y padre: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/07/14/espana/1310643868.html
    Assí que no, el ejemplo del dimitido Curbelos no es válido para decir que hay un doble rasero en este caso de Hormigos.

    Pero no hay q irse a casos distintos al de Hormigos. Es que hay casos recientes de políticos hombres que han tenido que tirar a la basura su carrera por filtrarse fotos en bolas, como el caso del senador yanki Anthony Weiner, de quien se difundieron unas fotos suyas posando desnudo en el gimnasio y que colgó en internet. El coro general no fue: "cool, vaya tio, qué machote! Viva Weiner, este sí que sabe! Dalas caña Weiner!". No, se le linchó por exhibicionista, por no ser un buen padre de familia, por flirtear con mujeres distintas a su esposa etc. y tuvo que dimitir sin remedio.

    El que la parte conservadora de la sociedad se escandalice con los cuerpos desnudos o con las masturbaciones no es machismo, es simplemente eso, hipocresía sexual, conervadurismo cultural, mojigatería. Machismo es otra cosa. Insisto, ¿de verdad crees que si Rubalcaba le envía a una amiga un vídeo suyo posando en pelotas mientras se masturba como un mandril, y ese vídeo se difunde por España, saldría indemne? De verdad?

    ResponderEliminar
  4. Estimado Comandante,

    Coincido en muchas de tus apreciaciones, pero discrepo en el punto 2. No creo que ser conocido por tu nombre de pila tenga que ver con el machismo, sino a la cercanía que se siente con el sujeto. Todo político aspira o debería aspirar a ser conocido por su nombre de pila, ya que eso le acerca a sus votantes. Hay numerosos ejemplos en los dos sentidos: Felipe González será siempre Felipe; Margaret Thatcher, la perra de la Thatcher; María Teresa Fernández de la Vega, De la Vega; Patxi López, Patxi; Angela Merkel, Merkel; Manuela Ferreira Leite, Leite; Napoleón Bonaparte, Napoleón; Cristina Narbona, Narbona; José Blanco, Pepiño; María Dolores de Cospedal, Cospedal; Carme Chacón, Chacón; Michelle Bachelet, Bachelet, etc...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto lo de los nombres...

      Eliminar