jueves, 21 de febrero de 2013

Que haya que estar aclarando estas cosas...


Hoy el PP se ha cubierto, como viene siendo habitual, de gloria. Para aprovechar el triunfalismo del debate sobre el estado de la nación han difundido por las redes sociales un cartel en el que anunciaban que pronto habría “superhábit” en las cuentas públicas. Por supuesto han sido la risión porque se escribe superávit.

Es curioso que, en su patética defensa de esta enorme cagada (que implica que mucha gente, desde el que diseña el cartel hasta el que da la orden de difundirlo, no sabe escribir) los cachorros del PP hayan sacado a colación este vídeo:




Es de 2008 y, como se ve, aparece la ex ministra de Educación, Mercedes Cabrera, tomando posesión de su cargo en el segundo Gobierno de Zapatero. Cuando la cámara enfoca a la cartera, se puede ver que pone Heducación.

Obviamente es un fake. El original existe y se puede encontrar sin dificultad, pero no voy a mostrarlo porque todos los cachorros del PP se aferran a que hay un corte o no sé qué. Demostraré la falsificación sólo con el propio vídeo. Basta con fijarse en la posición relativa del texto y los cierres de la cartera. Antes de que la cámara se enfoque en la cartera, se puede ver que el inicio del texto está a la derecha del cierre izquierdo(1). Sin embargo, cuando aparece el texto con la falta, está claramente por encima. Justo al final de la transición entre ambos momentos (en la que la imagen se ve desenfocada) se puede ver claramente cómo se alarga el texto hacia la izquierda.

La razón por la que los periodistas y Fernández de la Vega se ríen no es la falta, que no está ahí, sino que en la cartera sigue poniendo “Ministerio de Educación y Ciencia”, cuando tras la formación de Gobierno de 2008 ese departamento pasó a ser de Educación, Política Social y Deporte, como se ve en el atril de la derecha. De hecho, cuando coge la cartera, Cabrera tapa con su mano izquierda la mención a la ciencia: cuando en el segundo 0:24 quita la mano, se ve que el problema es ese.
  
Ningún medio serio se hizo eco de esto en el momento de la toma de posesión, ni siquiera los de la derecha más rancia: otra prueba de que no había falta alguna, porque de ser cierto habría sido para tirarse al cuello del Gobierno. Al parecer el fake, que empezó a rodar por Internet cinco o seis meses después, procedía de la hoy extinta web www.heducacion.com, que pretendía llamar la atención sobre el desastroso estado de la educación en España. El nombre de la página se puede ver en los últimos segundos del vídeo.

Queda así demostrado que el vídeo de la ministra de Heducación es falso. Sin embargo, lo triste no es eso. Lo triste es que los cachorros del partido en el Gobierno tengan que justificar las cagadas de su formación con cagadas análogas, reales o no, del principal partido de la oposición. Como si nos importara una higa lo que hizo uno a la hora de juzgar lo que hace el otro o como si los errores del segundo justificaran de alguna manera los errores del primero.

Así nos va.


(1) Todas las referencias espaciales las haré desde el punto de vista del espectador del vídeo.

6 comentarios:

  1. Y es que el problema grave es ese, que no hay ya, jamás, pifia gubernamental que no sea siempre y automáticamente "justificada" con el y tú más, y tú qué hiciste cuando gobernabas, y tú, y tú, y tú.
    Y así, obviamente, jamás avanzaremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O, como se llama en España, "política".

      Eliminar
  2. A mi no me extraña. Tan sólo un paso más en el "Y tú más" que lo justifica todo en la política española. Como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero ser de San Marino T___T. Si no te gusta lo que hace el primer ministro, te cruzas la calle y se lo dices. Sin intermediarios, leche.

      Eliminar
  3. ¿Habrá trabajo de profe de español en San Marino?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta de barrendero me voy. Ese país tiene una estructura de gobierno calcada de cualquier república clásica como Roma o Esparta, incluso con poder ejecutivo colegiado. Yo quiero vivir ahí.

      Eliminar